Blanca Suárez y Ana de Armas pasan miedo viendo “Aparecidos”

Más en nuestro canal de youtube

Promesas del cine con Marie Claire

Ana de Armas, que luce un vestido de pata de gallo unos enormes pendientes, todo de Dior, posa con soltura ante nuestro fotógrafo, Fede Serra. Su compañera de reparto en El Internado, Blanca Suárez, se enfrenta a los flashes enfundada en un vestido bordado que se ciñe a su cuerpo gracias a un cinturón con maxihebilla, todo de Miguel Palacio. La complicidad de las jóvenes queda patente durante la sesión de maquillaje, que corre a cargo de Eduardo Jiménez para Dior. Ambas afirman aman la moda, pero huyen del término “fashion victim”. Ana de Armas asegura estar embarcada en la difícil tarea de encontrar su estilo propio.

Clara Lago, amante de los zapatos de tacón, siente vértigo no sólo ante la idea de posar ante las cámaras, sino al subirse a las botas altas de plataforma de Louis Vuitton. La joven actriz, que ha sido recientemente galardonada con el premio L’ Oréal Paris Talento Revelación del Cine Español, luce estupenda al combinar las botas con un vestido de cuero negro de Thomas Burberry. Demuestra ser una gran profesional y hace gala de una envidiable flexibilidad al alzar la pierna a cada golpe de flash, para que la magnificencia de las botas cobren protagonismo.

Manuela Velasco es la penúltima en llegar. La estilista, Agnés Bonet, elige para ella un precioso vestido rosa de Juanjo Oliva, que complementa con unos increíbles tacones de Miu Miu. La actriz deja a todo el equipo con la boca abierta al posar para la cámara, contorsionándose frente a un ventilador que ondea su preciosa melena con suavidad y firmeza ante el objetivo. Por último, llega la simpática Marián Álvarez, cuya cara concemos por su papel en Hospital Central. Posa desinhibida con un jersey de lana negro de Hugo Boss, una falda de pelo de zorro de Ana Locking y un llamativo collar de pinchos de Burberry. La actriz se torna camaleónica, contrastando su dulce rostro con una fuerte actitud acorde con el look elegido.

Cinco actrices con cinco maxi accesorios que demostraron su valía en una divertida sesión de fotos para la que había que haber previsto un plus de peligrosidad. No te pierdas el reportaje completo de Marie Claire 2, ya en tu quiosco. Nosotros te ofrecemos el vídeo del making of.

Fuente

Martín Rivas y Blanca Suárez en el Premio L´Oréal Paris Talento Revelación del cine español

Lamentablemente, ninguno de los 2 ganaron…

Elena Furiase, la nueva cara del otoño en el teatro y en el cine

La hija de Lolita compaginará la serie de televisión ‘El internado’ con su primera obra de teatro ‘Olvida los tambores’ y su primera película ‘El libro de las aguas’.
La carrera como actriz de Elena Furiase sube como la espuma. Metida de lleno en el rodaje de la tercera temporada de la serie de televisión El internado, la hija de Lolita acaba de estrenar además una nueva aventura: la obra de teatro Olvida los tambores, que comienza su segunda temporada y en la que comparte cartel con Antonio Hortelano, Leandro Rivera y Lidia San José, entre otros. Le espera un otoño ajetreado y lleno de novedades, porque además tiene pendiente su primera película, El libro de las aguas, en la que comparte historia, aunque no escenas, con su madre y maestra.

Elena se confesó “nerviosa” por esta nueva etapa: “No porque vaya a salir mal, sino porque es algo nuevo. Llevamos ensayando mucho tiempo, pero el teatro es algo difícil. Le tengo mucho respeto”. Comentó además cómo compagina los rodajes de televisión con las funciones, asegurando que, con ganas, todo se puede conseguir. “Por la mañana, ruedo El internado y por la tarde vengo al teatro. Es difícil pero si se hace con ganas y los compañeros te ayudan, se puede compaginar”.

Dentro de poco su rostro llegará también a la gran pantalla y será, como la del teatro, una primera vez. El libro de las aguas es una cinta en la que ha contado con el inestimable apoyo de su madre, Lolita, que también forma parte del elenco. “No tenía escenas con ella, pero el hecho de ir juntas al rodaje y ver cómo actúa, y que luego ella me viera a mí… Tener el apoyo de mi madre es un lujo” explicó.

Vía Hola