Capítulo 30 “Un buen soldado”: resumen y foto-análisis

Iván, para demostrar a sus amigos que él sí confía en su padre, decide firmar los papeles de la patria potestad. Sin embargo, pronto se da cuenta de su error, ya que, mientras su padre guarda los papeles en el maletín, Iván llega a ver en su interior una carpeta con el símbolo de géminis. Mientras tanto, Camilo presiona a Amelia para que haga todo lo que sea necesario para averiguar quién está ayudando a los chicos desde fuera del internado.

Sigue leyendo

Spoilers del capítulo 30 del internado: “Un buen soldado”

Para demostrar a sus amigos que él sí confía en su padre, Iván decide firmar los papeles de la patria potestad. Sin embargo, pronto se da cuenta de su error, ya que mientras su padre guarda los papeles en el maletín, Iván llega a ver en su interior una carpeta con el símbolo de géminis. Mientras tanto, Camilo presiona a Amelia para que haga todo lo que sea necesario para averiguar quién está ayudando a los chicos desde fuera del internado.

Héctor necesita urgentemente dinero en efectivo y llama a la joyería para vender otro de los diamantes. Lo que no sabe es que alguien avisa a Camilo desde la joyería. Camilo y Noiret tienen claro que si alguien está intentando vender otra de “Las seis lágrimas” de Volkonsky sólo puede tratarse de una persona: Samuel Espí. Y esta vez no se les escapará.

Fermín acude a ver a su madre para ver si le puede dar una clave sobre el asesinato de su padre. Su madre es incapaz de mantener una conversación, pero Fermín descubre que alguien que se hace pasar por un familiar la ha estado visitando y escribiendo cartas desde hace muchos años…

Entrevista a Marta Torné

¿Cómo afronta María la nueva temporada?

María sigue intentando coger el valor para decirle a Iván que es su madre, al principio empieza muy bien, pero la llegada de Toni, el padre biológico, complicará las cosas.

Con quién te quedas, ¿con Fermín o con Héctor?

No lo sé, yo estoy muy a gusto con Fermín, la relación funciona bien, él la cuida mucho, y con Héctor está un poco parada la historia.

Sigue leyendo

Información exclusiva del capítulo 29 “Escrito en las estrellas”

Los huéspedes del internado no descansan, pues no viven más que de desgracias. En el capítulo de hoy, Escrito en las estrellas, aparecen manipulados los indicios que acusan a Pedro de envenenar a Mateo, que yace muerto en el maletero de su coche. La Guardia Civil parece tener el caso resuelto, pero Héctor no está convencido de que vayan a encerrar a Pedro. Por otro lado, Lucas tiene una de sus premoniciones: ve a su padre apulado a alguien por un destornillador de mango amarillo. Por supuesto, intentará evitarlo, con la ayuda de Paula y Evelyn. En cuanto a las regresiones de Irene Espí, Julia ignora por qué su padre está relacionado con su muerte, que no fue un accidente sino un asesinaato. Además, Vicky está muy enfada con ella des de que la vio besarse con Iván. Sigue leyendo

Análisis del capítulo 28 “El exorcismo” by gamebyte

Fermín e Irene Espí

En este capítulo vemos como Fermín va a la mansión del viejo donde tienen retenida a Irene Espí para entregarle un DVD con imágenes de sus hijos y preguntarle por la foto en la que aparece Amelia y el chico, a lo que ella responde que ha visto al chico en los pasadizos.

Sigue leyendo

Capítulo 27 “Premonición”: fotos, resumen y vídeos

Héctor ha pasado la noche en vela junto a Marcos, que se recupera de su intento de suicidio en la habitación de un hospital. En realidad, Marcos nunca pretendió suicidarse y todo forma parte de un plan para salir del internado sin levantar sospechas y encontrarse en el hospital con alguien que promete darle información sobre su madre. Pero Marcos no sabe con quién tiene que hablar, ni tampoco sabe que, en su ausencia, Amelia ha vuelto al internado.

Bordado en uno de sus viejos pantalones, Lucas encuentra el número de teléfono de su madre, que se lo cosía en la ropa por si se perdía. El niño se muere de ganas por llamar a su madre pero no lo hace, pues su padre se lo tiene prohibido. Paula y Evelyn, que ven sufrir a su amigo, encuentran la manera de llamar sin que su padre se enfade. Mientras, la Guardia Civil llega al colegio preguntando por un coche abandonado, el coche en el que llegaron Martín y Lucas, a los que la policía busca desde hace tiempo.

Mientras tanto, Noiret activa sin querer una peligrosa cuenta atrás al entrar en el ordenador de Mateo: si no mete en el ordenador la clave necesaria antes de 24 horas, todo su contenido se reenviará automáticamente a la policía. Sigue leyendo

Amparo Baró: “Cada capítulo que recibo de ‘El internado’ me sorprende más que el anterior”

Amparo Baró

Amparo Baró

¿Cómo afronta Jacinta esta cuarta temporada de ‘El internado’?
A Jacinta le van a pasar muchas cosas este año, aunque no estoy muy segura que le va a pasar porque cada capítulo que recibo me sorprende más que el anterior. Pero sé que una de las cosas claves que le van a suceder es que va a ser juzgada por asesinato. No se sabe si la van a encarcelar o no. Los guionistas nos dan unas líneas generales de las historias en las que se van a ver involucrados los personajes para que nos hagamos una idea.

¿Qué va a suceder en la trama que tiene Jacinta con Héctor, el personaje de Luis Merlo?
Esa trama es muy difícil de aclarar porque Jacinta es muy mayor, esta en ese internado desde que era un orfanato y se encuentra dentro de una historia que no es ni muy clara ni muy limpia con los chicos que desaparecieron allí hace muchos años. Supongo que esta mujer conoce todas las historias que han ido ocurriendo en este edificio y estará al tanto que les sucedió a estos chicos.

¿Crees que tus misterios enganchan al espectador o le confunden?
Yo creo que mitad y mitad, porque, diciéndolo como espectadora, que es muy difícil siendo parte de esta historia, de pronto me resulta difícil seguir la trama pero también me engancha porque pienso, “esto lo tengo que entender, esto tiene que ser de esta manera”. Es una especie de masoquismo lo mío, me tengo que enterar bien para dar la talla al rodar.

‘El internado’ se ha convertido desde su estreno en la serie más exitosa de Antena 3. ¿Te imaginabas hace dos años, cuando comenzó la serie, la repercusión que iba a tener?
No me lo imaginaba, pero estoy acostumbrada porque, insisto una vez más, siempre he tenido mucha suerte en los proyectos que he trabajado y la fortuna siempre me ha acompañado. Estuve un tiempo alejada de la televisión, y cuando volví fue porque me ofrecieron ‘Siete vidas’ cuando estaba haciendo teatro, y pensé, “bueno, voy a hacer diez o doce capítulos de esta historia tan divertida”. Al final, compaginé un año la obra que estaba haciendo, ‘La opinión de Amy’, con la serie, y al final hicimos 204 capítulos.

Estoy acostumbrada a la repercusión que tiene una serie de éxito. Anteriormente también estaba acostumbrada porque empecé haciendo televisión en 1959 en Madrid. Hacía series de Jaime Armiñán y Adolfo Marsillach, dos de mis maestros, y yo salía a la calle, y como todo era directo, si yo no llegaba al teatro, paraba un coche en la calle, decía “que no llego al teatro Lara, ¿me podéis llevar? Y me decían ¡la de la tele!” Por aquel entonces ya era conocida por que salía por la televisión, por eso todo lo que rodea a ‘El internado’ no me pilla por sorpresa.

¿Crees que ahora también podrías parar un coche para que te lleve al rodaje de ‘El internado’?
Por supuesto, estoy segura que sí (risas) me traerían al plató de la serie.

¿Qué tiene de especial esta serie que engancha tanto a los espectadores?
Creo que es porque está muy bien pensada, tiene una producción muy importante, tiene unos medios desconocidos hasta ahora en los rodajes de televisión y está filmada con unos medios estupendos. La calidad de la marca, del producto unido a que hay gente muy guapa, hay grandes actores y que hay unas tramas que interesarán a un tipo de público y otras, a otros. Cuando tengo alguna escena con las niñas pequeñas, me emocionan. Se portan maravillosamente y te asombran. Creo que es un conjunto de cosas al que se suma la suerte. Lo que no se da cuenta la gente es que para que una niña salga andando por el bosque tan tranquila, la pequeña tiene detrás un montón de cámaras y de gente.

¿El rodaje de este año está siendo más duro que el de otras temporadas?
Creo que el de este año no es tan duro como los anteriores. Somos dos unidades, una en el plató y otra en esos exteriores tan maravillosos que tenemos en la Universidad Nebrija de Madrid. Esta temporada está siendo más cómoda, todos nos hemos familiarizado más, somos como una piña y eso lo hace todo más fácil.

¿Pero has reducido sus apariciones en el bosque y otros exteriores?
No creas, el bosque por la noche lo voy dejando atrás, pero esta temporada seguirá saliendo bosque y noche.

¿Cuál ha sido el momento más duro que has vivido en el rodaje de la serie?
Recuerdo una escena que fue especialmente dura. Fue una noche que rodamos en El Retiro de Madrid, no era invierno, sería septiembre, pero a las tres de la mañana era terrorífico el frío que hacía, pero duró dos o tres horas así que tan poco fue tan malo. Para mí, el rodaje de ‘El internado’ no es muy complicado.

¿Es cierto que los chicos te piden consejos?
No, la verdad es que no me los piden. También es verdad que a mí no me gusta darlos. Alguna vez me hacen preguntas sobre el mundo de la interpretación, lo único que les puedo decir que tengan la absoluta seguridad de lo que quieren ser, si quieren ser actores o quieren ser famosos, que no tiene nada que ver. Que sigan estudiando, trabajando, viendo teatro y formándose. Esta profesión no es mágica, es un trabajo y hay que currárselo y estudiar.